Presentación

Carta

Cocina

Bodega


Nuestra carta: Entrantes

En la variedad está el buen gusto

Una de las características más reseñables de nuestra carta radica en su variedad. Así, en el Mesón Don Camilo se pueden degustar varios tipos de entrantes, como por ejemplo la empanada de xoubas o de bacalao (una de las grandes especialidades de la casa) o una suculenta ración de pulpo "á feria", sin duda uno de los platos más característicos de las Rías Baixas.
Las croquetas de marisco, los chipirones fritos, las gambas (ya sean al ajillo o a la plancha), las almejas a la marinera o las zamburiñas son otros de los entrantes estrella de nuestro establecimiento. Sin olvidarnos de los choquitos "Don Camilo", hechos en su tinta y aderezados con una salsa casera que les otorga un sabor especial que los hace únicos.
Por último, también nos enorgullecemos de trabajar con otros primeros platos "enxebres" y tan propios de la tierra gallega como el caldo, la sopa o los callos (sólo durante el invierno), mientras que en época estival también trabajamos variantes como los salpicones de bonito y marisco y, cómo no, la ensaladilla rusa.
La empanada que elaboramos en nuestro restaurante es una de nuestras especialidades más alabadas por nuestros clientes, elaborada con productos frescos y de primera calidad.

5   6

 

Nuestra carta: Pescados

Calidad y cantidad

La catástrofe del Prestige (noviembre de 2002), por fortuna, es ya un mal recuerdo. La Diosa Naturaleza ha querido que los productos de la Ría de Pontevedra hayan vuelto a ser los más demandados en todas las ciudades importantes de España debido a su gran calidad. Tras algunos meses de incertidumbre, el pescado y el marisco de las Rías Baixas vuelve a ser el rey de la mesa.

En el Mesón Don Camilo no ha pasado desapercibido el recelo (lógico, por otro lado) hacia los productos marinos. Ya no sólo por el Prestige, sino por la deslealtad profesional. Y es que, queramos o no, existen locales que afirman trabajar con productos frescos y naturales, cuando en realidad estamos hablando de alimentos de piscifactoría. En el Mesón Don Camilo eso no ocurre. 18 años de experiencia profesional nos avalan para reconocer que el mejor pescado es el que nace y se captura en la Ría, de ahí que nuestros rodaballos, coruxos y demás especies sean 100% naturales.
Precisamente los pescados son uno de los platos fuertes de nuestra mesa. El rodaballo, sin ir más lejos, es una de las especialidades estrella de la casa. Ya sea a la plancha o a la gallega, el rodaballo es uno de los platos más demandados. Otro tanto ocurre con el bacalao a la brasa, la raya a la gallega o las cocochas de bacalao, una especialidad relativamente joven pero de igual éxito. Y por supuesto, no podían faltar los guisos, ya sean de merluza, raya, bacalao, rodaballo, rape o coruxo. Un guiso es un plato muy completo, que se prepara para dos personas, con el matiz de que puede ser combinado (no tiene por qué ser una ración doble de bacalao; puede ser un bacalao y una merluza, por poner un ejemplo). Y es que en el Mesón Don Camilo somos conscientes de que la calidad es tan importante como la variedad.
¿Y qué decir de los mariscos? ¿Hay una forma mejor de abrir boca que degustando unos camarones o un magnífico ejemplar de centolla de la Ría? En función de los períodos de veda (esta norma se cumple a pies juntillas en nuestro negocio), podrá encontrar en nuestra carta nécoras, cigalas, centollas, camarón, santiaguiños, percebe y, en ocasiones, bogavantes. Sin ir más lejos, el verano es una época magnífica para poder degustar en una mariscada una muestra de todos estos suculentos ejemplares.

7   8

 

Nuestra carta: Carnes

Especialidad de primera

Al igual que los pescados, la carne servida en el Mesón Don Camilo es de primera calidad. Trabajamos fundamentalmente con ternera (solomillo, entrecot, filete, milanesa), pero no nos olvidamos del cordero (que se puede servir asado o las chuletillas a la plancha, uno de nuestros platos estrella) e incluso de alguna variante porcina, como el jamón asado.
En los platos con carne, trabajamos casi exclusivamente a la plancha, aunque también hay especialidades al horno o incluso fritas, haciendo estas últimas las delicias de grandes y pequeños.

9   10

 

Nuestra carta: Postres

Para toda la familia

La guinda a una buena comida ha de ser siempre un postre acorde con la calidad de los platos degustados. Esta es la filosofía del Mesón Don Camilo, uno de los pocos establecimientos que puede presumir de trabajar exclusivamente con postres caseros, excepción hecha de los helados y la fruta.
En el Mesón Don Camilo entendemos que los postres caseros deben estar pensados para todo tipo de clientes. La carta de postres tiene que satisfacer las necesidades de todos, desde los más pequeños hasta los menos jóvenes. A todo el mundo le place disfrutar de un dulce después de comer, independientemente de la edad.
Por esta razón, nuestra carta de postres caseros es una de las más variadas de la región de O Salnés. Quizá el postre estrella de nuestro negocio sean las filloas o creps. Ya sean solas o rellenas, es una de las especialidades más demandadas. Las filloas pueden ir simplemente aderezadas con azúcar o, para los grandes amantes del dulce, rellenas de chocolate, crema pastelera, nata, mermelada de fresa o miel.
La tarta de queso y las cañas de hojaldre rellenas de crema pastelera son dos de los postres más clásicos de Mesón Don Camilo, no sólo debido a su excelente calidad, sino también a que fueron dos de las primeras especialidades caseras que se llevan preparando desde el nacimiento del restaurante. La tarta de queso es horneada y se caracteriza por su frescura, mientras que las cañas de hojaldre están pensadas para los aficionados a los dulces más típicos de las pastelerías. Otro tanto podría decirse del flan de huevo, aderezado con un pequeño toque casero de vanilla.
El tiramisú, el mousse de chocolate, el brazo de gitano relleno de fresas con nata o las trufas de chocolate son algunos de los postres que también pueden degustarse en el Mesón Don Camilo.

11   12